tampones

(*Si desea sólo leer la comparación de productos sin leer la historia, siga hasta el subtitulo “mis experiencia”*)

Cuando llegamos a la pubertad, en Chile, lo primero que hacen las mamás es enseñarnos a usar toallas higiénicas, el menos en mi caso mi madre siempre trató como algo inexistente, lejano, un tabú e incluso peligrosos a los tampones. Las toallas eran suficientes para mi, aunque también ocurrían accidentes a veces y los tampones no me llamaban la atención y en caso de verlos en la góndola de la farmacia o perfumería, eran costosos, menos ganas de usarlos me daban.

Hace unos meses había planificado un treaking con finalización en la playa, estaba todo listo y rayos!! se adelantó un día mi periodo… y no podía postergarlo 1 semana. Menos en tropiConce, que en pleno verano también llueve. Fue así como decidí por usarlos. Vi instrucciones en internet y cuando los compré, la caja venía con un folleto de instrucciones bien explicadas. Como no sabía cual comprar, compré el más barato (Ladysoft) en el flujo más pequeño (las “tallas”dependen de tu flujo, hay regular-moderado, super y superplus… en otros países hay uno más enano para flujo leve, pero en Chile no :/ ).

Me incomodaba un poco, así que le pedí consejos a una compañera de trabajo que usaba y me dijo que cambiara de marca, porque los Kotex eran más chicos, como encontré oferta de otra marca (Donnasept) compré varias cajas, pero igual terminé comprando los que me recomendó… Actualmente, los uso todo el día, y en las noches toalla.

Ventajas: Son más seguros, no se corren como la toalla, no se deforman y el flujo no se va para atrás o delante como con  la toalla. Ocupan poco espacio, son discretos, no se marcan en la ropa ni en las calzas deportivas. Puedes usar cualquier calzón y bikini y pantalón. Duran más tiempo puestos, así que si no puedes cambiar y revisar a cada rato, son perfectos (Recomiendan cambiar cada 4-8 horas, en mi caso lo hago cuando se mancha el cordón de extracción o antes de acostarme). Son lo máximo para hacer deporte por todas sus ventajas. El “apósito es de tejidos menos sintéticos que la toalla y no trae perfume ni plásticos (menos opciones de dar alergia).

Desventajas: Son más caros por unidad que una toalla higiénica. Hay que tener las manos  muy limpias para ponérselo (no apto para ponérselo a la rápida). Para mayor precaución se deben usar con un protector diario. Contaminan mucho, caja, empaques individuales, aplicador, yo creo que más que una toalla.

Para más información sobre su uso, lean la caja, el instructivo o visiten “Una guía para utilizar tu primer tampón” u otra guía en internet, también hay explicaciones en las paginas de las marcas.

envases
Envases individuales de los tampones. De arriba hacia abajo: Donnasept, LadySoft y Kotex.

Mis experiencias:

Tampones LadySoft Regular/Medio: Mi primera compra, los más baratos del mercado (como por $200-$400), casi siempre hay ofertas y se encuentran en todas partes, cuestan como $1990-$2390 los 8. A pesar de que son los más pequeños, me incomodaba al terminar de introducirlo, le pregunté a mi compañera de trabajo y me dijo que me lo había puesto mal o me quedaba grande. Viene en una bolsita y el aplicador es super plástico, beige con flores en el mango. Dice que son de lino o algodón, hechos en Israel.

Tampones Donnasept Regular: Mi segunda compra, porque estaban en oferta porque traían toallitas húmedas intimas y venían en una caja pack con un calendario 2016. Me costaron $1790, pero suelen costar $2190-2490 los 8. Los compré para cambiar los anteriores, porque pensé que podían ser un poco más chicos o anatómicos. También viene en una bolsita y el aplicador es rosado, pero al ver que también son hechos en Israel y comparar el plástico aplicador, noté que son exactamente iguales a los LadySoft.

Tampones Kotex Regular: Los que me recomendó mi compañera de trabajo y su mejor amiga. Son más caros. Cuestan $2390-$2590. Me cuesta más encontrarlos en el comercio. Son un poco más delgados, el tampón es más suave, el aplicador rosado claro es suave y el mango ergonómico es de silicona. Su bolsita es como más gruesa y siliconada, haciéndola más segura.

Como conclusión, son más caros pero mejoran mi calidad de vida y me quedo con los Kotex por el momento. De todas formas igual tengo ganas de probar los Playtex, Tampax y Always, para terminar de estudiar el mercado, así como las  opciones de aplicador compacto.

Como últimos datos, en Concepción me cuesta mucho encontrar el empaque de 16, que sale más conveniente respecto al costo marginal ($2490/8 unidades vs $3990/16 unidades) y hay que cotizar, porque incluso en los locales de la misma cadena el precio varía y he llegado a ahorrar $900 por caja.

Anuncios